jueves, 24 de abril de 2008

RECUERDOS DE MI ABUELA


Hoy hace 3 meses que te fuiste.Pero no te fuiste. Estás aquí con nosotros, en cada uno de los recuerdos que tengo de tí a lo largo de mi vida.

Recuerdo cuando de niño nos ibamos a dormir mi hermana y yo a tu casa en Camino Real y nos hacías rezar Angel de la guarda dulce compañia ... ahora cada vez que hago rezar eso a mi hijo lo rezo contigo.

Recuerdo cuando los domingos por la mañana nos llevabas de la mano a la Iglesia de la Virgen del Pilar, diciéndonos que nos ibamos a la casa de Dios... ahora estás tu con él abuela.

Recuerdo cuando antes de dormir ponías en tu vieja radio tus boleros (en Radio Reloj) y juntos los cantábamos hasta quedarnos dormidos... ahora cada vez que escucho "Reloj no marques las horas ... estás conmigo.

Recuerdo cuando tenía 8 años y te canté Guarda esta rosa mi amooor cuando me olvide de comprarte un regalo en tu cumpleaños y dijiste que fue el mejor regalo que te pudieron haber dado.

Recuerdo cuando no te perdías uno solo de mis conciertos en Lima y eras la primera en llegar para coger la mejor ubicación.

Recuerdo cuando mi hermano en uno de mis conciertos te presentó a su enamorada (hoy su esposa) y tu la saludaste diciéndole: Hola, soy la abuelita de Pierre ...

Recuerdo el olor de tus frituras, el sabor de tu ají de gallina, lo rico de tus helados...


Recuerdo como el día de tu cumpleaños numero 80 les contabas a todos tus invitados que yo te había hecho una canción, y que ese día la cantaría para tí :

Blancas nubes se enredaron en tu pelo cuando bajaste del cielo
los problemas como magia desaparecieron cada vez que nos vemos

Dejame dormir en tu regazo como cuando era un niño
llevame de la mano por nuevos caminos
sigue dandome vida,alegría y cariño

Esperame de nuevo como antes al salir del colegio
cuentame mas cuentos de niños traviesos
sigue dandome vida, alegría y consejo

Los años me enseñaron que la vida se vive dia a dia
y que la felicidad es una suma de momentos vividos con alegría

(Alegría y consejo, 1995)


Recuerdo lo feliz que estabas el día de mi matrimonio, y como desde tu silla de ruedas pediste ser la primera en saludarme despues de la ceremonia.

Recuerdo como fuiste tú la que a mi esposa y a mí (que rapid test ni rapid test!) nos dijiste que ella estaba embarazada solo con mirarla, cuando no lo sabíamos. Hoy Sebas tiene 5 años y te extraña mucho.


Recuerdo como esperabas todos los lunes para venir a mi casa a tomar lonche, y que ya el martes esperabas la siguiente semana para volver a visitarme y reirte con nosotros.

Recuerdo que un día lloraste conmigo cuando luego de que me preguntaras porque te aguantaba todos los lunes en mi casa, si eras solo una vieja en una silla de ruedas, que casi no podía moverse y te respondí que nosotros estabamos felices de que fueras a visitarnos, y que solo estabas cosechando lo que habías sembrado.

Recuerdo que eso se lo contabas a todos diciendo que venías a cosechar...

Sigues cosechando abuela, nunca te olvidaremos.